El amaranto como exitosa empresa

Gastronomía Molecular es el nombre de la empresa que el doctor Manuel Soriano García fundó en 2004 a partir de diversas investigaciones con compuestos naturales y que derivaron en productos alimenticios, cosméticos y farmacéuticos que ahora comercializa con éxito.


El científico mexicano, quien ganó el 1999 el Premio Nacional de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, ha tomado como la principal materia prima de sus trabajos al amaranto, del cual se han desarrollado varios productos aprovechando sus propiedades bioquímicas.

Uno de ellos es una bebida nutritiva que por sus características físicas y de apariencia se le conoce como “leche de amaranto”. Contiene proteínas con 49 por ciento de aminoácidos esenciales y se recomienda para ayudar a adultos con baja calcificación, reumatismo, artritis, diabetes o anemia por su alto contenido en hierro (50 veces más que la leche de vaca); de igual forma se sugiere para bebés y niños con intolerancia a la lactosa y/o problemas de alergias al huevo, soya, pescado y trigo; se indica a mujeres en el último trimestre del embarazo, cuando el bebé absorbe el calcio de los huesos de la madre para crecer, y en ésta reduce la probabilidad de que desarrolle osteoporosis a edad temprana.

Del amaranto también se obtiene un extracto de lípidos, con un alto contenido de aceites poli-insaturados, como omega 3 y 6, y escualeno, el cual es un hidrocarburo triterpénico insaturado y agente antioxidante que se combina fácilmente con el colesterol para poder eliminarlo. Asimismo, ayuda a disminuir varices, fibrosis mamaria y problemas de circulación.

Un producto más derivado del amaranto es un antidepresivo de origen proteico, recomendado para pacientes con esquizofrenia, mal de Parkinson, depresivos y bipolares; igualmente se aconseja para personas sujetas a grandes presiones o estrés cotidiano.

“Toda la gente, en diversos momentos de su vida, puede sufrir de depresión, ya sea por dinero, problemas familiares, laborales o de salud, y el amaranto tiene un alto contenido de triptófano, un aminoácido aromático que se convierte en serotonina, estimulante del cerebro —refiere Soriano García, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, y agrega—, y por esta razón al amaranto se le conoce como alegría”.

Por su alto contenido en fibra y proteína, el amaranto favorece la digestión, evita la absorción excesiva de grasa y azúcares en intestinos y disminuye el desarrollo de cáncer de colon.
Gastronomía Molecular produce una crema humectante derivada del amaranto que suaviza, humecta y protege la piel, además de revitalizarla y mantener bajo control los signos de envejecimiento, gracias a su alto contenido de escualeno, omega 3 y 6, y agentes antioxidantes.

No obstante lo obtenido por la empresa realiza otros proyectos científicos, entre los que se encuentran la sábila para ablandar carnes y una línea de bebidas terapéuticas naturales; también trabajan en harina sin gluten, que no se arrancia, y un producto 100% natural que disminuye considerablemente triglicéridos y colesterol.

La empresa cuenta con distribuidores en el Distrito Federal y en algunos estados del interior de la República. Para obtener asesoría especializada sobre el aprovechamiento del amaranto, puede ingresar a www.g-molecular.com o escribir a gastronomí Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (Agencia ID)

Share

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Histórico suplemento ID